fbpx
Tendencia 2021: El impacto del Covid-19 en la atención médica

Tendencia 2021: El impacto del Covid-19 en la atención médica

Durante 2020, y como consecuencia de la propagación del Covid-19, la profesión médica aceleró un proceso de transformación que ya se había iniciado desde hace años, pero que avanzaba tímidamente. Así fue como, en cuestión de semanas, médicos, organizaciones de salud así como sistemas de medicina prepagas y obras sociales implementaron acciones digitales para atender los problemas de los pacientes, con una velocidad inusitada. En concreto, la utilización de videoconsulta, recetas electrónicas y turnos online creció exponencialmente. Así fue como la mayoría de los profesionales se reconvirtieron al sistema de salud digital en muy poco tiempo.

En esta situación de urgencia la atención virtual demostró su efectividad. De hecho fue un éxito al evitar los riesgos en los traslados y los posibles contactos intrahospitalarios, además redujo recursos económicos y le permitió al profesional trabajar desde su lugar de residencia. Por todo esto es que todo el sistema de salud coincide: “la telemedicina llegó para quedarse”.

Dicho esto, para 2021, donde aun estaremos en contexto de pandemia, el eHealth (o eSalud) continuará evolucionando. El foco estará en que los médicos optimicen la instancia e la videoconsulta para ofrecer el mejor servicio posible a los pacientes. Por otro lado, proliferarán soluciones para garantizar la seguridad de la información. Como ejemplo de esto podemos mencionar el uso de firma digital. 

También deberán abordarse nuevos desafíos, entre ellos, aspectos médicos-legales (consultas en provincias o estados que no reconoce la matriculación de origen, entre otros inconvenientes). Por lo pronto, los médicos están ante un mundo sin límites ya que mediante la videoconsulta pueden atender desde sus consultorios a personas ubicadas en ciudades lejanas.

Más allá de los avances digitales, lo cierto es que en ningún caso se habla de la desaparición de la consulta presencial, sino que estamos ante soluciones complementarias traducidas en un “modelo mixto”. Por supuesto, la relación entre médico y paciente es un vínculo entre personas, donde las soluciones tecnológicas vienen a ser herramientas para potenciar esa comunicación.

De cara al 2021 todo indica que continuaremos en contexto de pandemia. Esto significa que los sistemas de salud y la sociedad en general, deberán mantener una vigilancia activa para que la curva permanezca lo más plana posible, y para eHealth se posiciona como clave. En concreto, en base a todo esto, algunas de las tendencias para los próximos meses son: Incremento en el uso de la videoconsulta, utilización de Realidad Virtual para tratamientos tales como el dolor crónico, ansiedad y el trastorno de estrés postraumático, entre otros; aumento en el uso de data analytics e inteligencia artificial para detectar patrones y  diagnosticar de forma más precisa, entre otros beneficios.

Como se ve, la evolución de las herramientas informáticas vinculadas al campo de la salud no se detiene. Como profesionales y organizaciones vinculadas a la Medicina, es nuestra obligación estar al tanto de estos avances para ofrecer una mejor atención a nuestros pacientes.