fbpx
eHealth: Qué esperar en 2020

eHealth: Qué esperar en 2020

Las nuevas tecnologías están impactando directamente en la salud. En este sentido, los avances en eHealth son abrumadores. En concreto, nos referimos a las soluciones que permiten realizar diversas tareas vinculadas con el cuidado de la salud directamente desde casa, con el apoyo de una computadora o teléfono inteligente, ahorrando dinero y esfuerzo.

La importancia de esta evolución es elocuente ya que distintos estudios realizados en todo el mundo han demostrado los beneficios del eHealth para los pacientes, pero también para las organizaciones de este sector.

Con respecto a 2020, el foco está puesto en la Historia Clínica Electrónica (HCE), la Interoperabilidad y el intercambio de datos en saludtelemedicina, el IOT – Internet de las Cosas, el Big Data, las aplicaciones móviles médicas, la Medicina de Precisión, la inteligencia artificial y otras soluciones digitales ya que podrían ayudar a fomentar la sostenibilidad económica a largo plazo de los sanatorios, clínicas y otros centros de salud.

Por ejemplo, la Agenda Digital Europea para 2020 prevé la posibilidad de “desmaterializar” muchas actividades vinculadas al sector de la salud mediante el desarrollo de un plan que tenga como objetivo simplificar varias operaciones y reducir el despilfarro y el fraude contra el Estado. El pronóstico es lograr estos objetivos a través de tres macrocategorías de intervención. Para eso, un primero paso es el establecimiento del Registro Electrónico del Paciente (EPR), el registro médico digital del ciudadano individual, con el cual toda la información de salud producida por el Sistema Nacional de Salud se recopila en un solo documento accesible a todos los sistemas e instalaciones de salud. Esta HCE es posible gracias a la creación de un Sistema de Tarjeta de Salud y la desmaterialización de documentos tales como facturas de administración pública, recetas médicas y registros médicos.

Otra tendencia importante es el avance de la prescripción electrónica, que viene a sustituir a la receta médica en papel. De esta manera, se evitarán los errores frecuentes que pueden ocurrir cuando se recetan medicamentos. A menudo, de hecho, el farmacéutico necesita interpretar la letra del médico para comprender qué producto necesita el paciente. Otra ventaja es el hecho de que la receta electrónica le permite al Estado, prepagas y obras sociales tener un mayor control y ahorrar costos, ya que la receta electrónica cuesta menos que la tradicional que debe imprimirse.

En última instancia, la prescripción electrónica permite simplificar la farmacovigilancia y el control de las actividades realizadas.

También se observa un marcado interés de la población por acceder a la videoconsulta. Este fenómeno se está logrando gracias a proveedores privados que impulsan a los servicios de salud locales a adoptar estas tecnologías de salud. Los ciudadanos son cada vez más conscientes de la importancia de la salud digital y solicitan servicios que consideran útiles para la salud.

Por otra parte, la medicina de precisión basada en la integración de múltiples fuentes de datos es útil para nuevas terapias y esquemas personalizados, porque las tecnologías de salud digital hacen posible la adherencia terapéutica.

El mismo toma cada vez más fuerza el concepto anglosajón de atención médica, que se refiere más a la idea de cuidar que a la de curar, y combina salud y atención, porque es importante atender las necesidades del paciente.

Frente a esta realidad, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recomendado que todos los países implementen el uso de tecnología para la salud digital, con el fin de mejorar la salud de las personas y fortalecer su calidad de vida. ¿Qué podemos esperar para los próximos meses? Algunas funciones innovadoras tales como:

  • Notificación de certificado de nacimiento y defunción a través de dispositivos móviles.
  • Notificaciones de almacenamiento y gestión de productos farmacéuticos a través de dispositivos móviles.
  • Videoconsulta entre paciente y médico, y también para interconsultas.
  • Soporte para la toma de decisiones de profesionales de la salud a través de dispositivos móviles.
  • Seguimiento digital del estado de salud y servicios al cliente.
  • Integración de trazabilidad digital y comunicaciones con pacientes objetivos.

Con estos ejes presentados, es tiempo de analizar cuáles de ellos conviene comenzar a implementar.

About the Author

Equipo de Redacción de Integrando Salud.